miércoles, 29 de julio de 2009

Composición: el campo

Cuando era chico me gustaba el campo. Me gustaba. Qué paisaje sereno me parecía el campo. Qué bellos atardeceres; el ombú, el cardo, el maizal, el caballo blanco, las vacas lecheras, los perros echados a la sombra, el croar de las ranas en la charca, el carancho, el mirlo, la calandria; el aletear de los patos del arroyo, el humo del fogón encendido, el techo de paja del rancho del puestero, la galería colonial del casco de la estancia, la ronda del mate, el paisano recio cerrando la tranquera; el quejido de los goznes oxidados. Qué lindo que era el campo. Cuando era chico me gustaba. También me gustaban las imágenes del almanaque de Alpargatas con gauchos narigones, rubicundos, y paisanitas frescas y trenzadas, pintadas por Molina Campos. Y me gustaba ver zapatear el malambo; y oír una payada en la sobremesa de un asado. Y la guitarra criolla acompasada. Cómo me gustaba el campo. Sentía el olor de la humedad de la mañana, y el del pasto fresco y hasta el olor de la bosta me gustaba porque completaba mi sentir del campo. Cómo me gustaba. Pero era chico. Solamente comprendía la engañosa y encantadora idea del paisaje de superficie. Me influían lecturas infantiles que entronizaban sus leyendas ancestrales. Me ganaba un estereotipo irreal y romántico. Era crédulo, inocente, sentía que el campo era más bueno que todo. Más bueno que los palacios, porque ignoraba que ambos extremos se juntaban en la cuenta del banco. Cómo me gustaba el campo. Pero un chico puede equivocarse. También un grande. Hoy costaría mucho escribir poesía sobre el campo. Se hizo prosaico. No rima: “ripia”. No canta: brama. Da órdenes. Las nobles caras rústicas y aindiadas de Martín Fierro y Atahualpa Yupanqui fueron forzadas a sufrir crueles mutaciones genéticas. Ahí están las de los de la Mesa de Enlace. Se las ve alineadas en fila, acuarteladas. La codicia transgénica finalmente acaba produciendo las caras que se merecen. Ante la fotografía de los heraldos de la soja, en La Rural, con los brazos en alto, celebrando una gesta de intereses y ganancias, y cantando el himno nacional que milagrosamente sale indemne de cualquier boca por bocaza que sea, me cambiaron el gusto. ¿Pero esas caras son el campo? ¿O son las caras de la luz mala? ¿Las caras apropiadoras, privadas? Lo cierto es que ya no siento nostalgia del campo que tanto me gustaba. El gusto me lo robó esta época.

Carta abierta leída el 29 de Julio de 2009 en Radio del Plata.

35 comentarios:

  1. Ciertamente, acá en el Chaco los campos estaban llenos de algodón y mis abuelos iban a cosechar con las manos. Parecían tan buenos los hombres de campo. En las películas también nos hablaban de su espíritu solidario y acogedor.
    Quizá, a nosotros también nos llenaron la cabeza, esos cuatro tipos que, intolerantes y llenos de odio,levantan los brazos como un dictador y se cansan de lanzar, sin escrúpulos, frases golpistas, amenazas, extorsiones.
    Esos tipos no se parecen a mis abuelos. NO.

    ResponderEliminar
  2. Que basico? Por favor...que basico decir "que basico"

    ResponderEliminar
  3. tal cual... si ellos son "el campo"...
    a la mierda... lo mas lejos posible de esta gentuza...

    ResponderEliminar
  4. Caro Orlando: anotá: cada cosa, es producto de un antecedente ! Si o no ?
    Si tenes hijos y hay uno, que es..., completamente diferente de los demas..., para peor ! No es producto de "la(mala!) suerte"! Es algun antecedente; aunque no lo puedas identificar, precisamente ! LO ES !
    Pero, si "matas" a ese hijo, por ser barbaramente peor...; la familia, nunca será la misma ! Y será peor ! Si o no ?
    La solucion (que existe !), es el cambio de actitud, de "ambas partes" !
    Un pais, es la suma, de cada...!
    De modo que si no te gustan las caras de los del campo, seguramente hubo antecedentes !
    El cambio de actitud, se basa en el cambio de actitud, de ambas partes ! Despacio ?
    Si, despacito !
    Pero es la unica solucion !
    Pensá: sin "los del campo", la Argentina NO EXISTE !
    Y viceversa ? Si: y viceversa tambien !
    De modo que Argentina, es la suma de TODAS, sus partes !
    Las buenas y las menos...!
    Las buenas, tienen la obligacion, de convetir las menos..., a travez de mucho dialogo !
    No poco ! Muchisimo !
    Por otro lado, entrá en internet y enterate de quantas hectareas, ya fueron vendidas "al extranjero" !
    Es tan reocupante o mas..., que en la época de los empresarios, haberse ido de la Argentina, para montar sus fabricas, afuera !
    En aquel momento, no consolará mas, mirar las caras de los "martin fierro". que van a quedar...; esperando que algun "peronista de los buenos"(que no existen!), les devuelva su dignidad !
    No quiero significar, que los "no peronistas", son los buenos !
    Los habitantes de la Rapublica Argentina, son todos malos, en la medida que NO ayudan a la Argentina, a ser mejor !
    Te quedará un consuelo: que los futuros habitantes de las pampas, tengan los ojitos estirados..., como los antiguos gauchos...! ! !? ? ?

    ResponderEliminar
  5. Pablo, el entrerriano29 de julio de 2009, 13:34

    Vuelvo a coincidir con Barone.
    Al anonimo de las 13:20 no lo entendi, seguramente quedé mareado de tantos signos de exclamacion, intercalados con comillas y demas. En fin, no logré entenderlo...

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE BARONE!!! Es un placer leer y coincidir.

    Hoy y como siempre "las penas son de nosotros y la soja siempre ajena"

    Está bastante buena la nota en pag. 12
    La vulgata y la soberbia por Claudio Scaletta

    http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/subnotas/129031-41510-2009-07-29.html

    Un saludo afectuoso.

    Y como le pasó a Pablo el enterriano, yo tampoco entendí lo que decía alli el de las 13:20.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. linda, parece de 1º grado . pero la del compañerito de la segunda fila es mas lucida.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno Barone!

    Ayer descubrí este blog y lei las últimas 5 cartas abiertas.
    Que bueno fue encontralo.

    Seguiré leyendo las anteriores y desde hoy, esperaré cada una que publique.

    Saludos, también lo quiero felicitar por el programa de 6-7-8, trato de no perdermelo nunca, si no puedo llegar a casa, le pido a alguien que lo grabe.

    ResponderEliminar
  9. Lo lamentable es que estos energúmenos e insaciables golpistas hayan conseguido hacerle creer a la gente que el campo son ellos. Tengo la esperanza de que el campo sea otra cosa, que la gente sea otra cosa, que la riqueza sea otra cosa, que el mundo sea otra cosa.

    ResponderEliminar
  10. Pablo, el entrerriano29 de julio de 2009, 14:30

    Bienvenido Dardo !!
    Luisa...compartimos la esperanza

    ResponderEliminar
  11. En esta voy a discrepar de Barone. Nunca me gustó el campo, para los que vivimos en poblados pequeños alguna vez, no nos sorprendió nada la actitud de los chacareros, siempre fueron avaros y violentos. Arreglaban con el comisario del pueblo los desaguisados de sus hijitos, como atropellar a una chica del pueblo (esto es experiencia propia), siempre se sintieron dueños del pais, y asi actuaban y actuaron, siempre se creyeron la reserva moral del pais. Esto no solo lo construyo la soja.

    ResponderEliminar
  12. Tal vez nuestra condición de citadinos provoque, en la hipersensibilidad de la piel rural, un escozor al describir una nostalgia tal vez turística del campo, escozor que pica por el saber que el citadino del campo no sabe nada.

    Pero ese paisaje rural también recibe la nostalgia de los que saben o alguna vez supieron.

    Los que sus tierras se las quedó la Expo Fruit Inc o los que rentaron sus tierras a extraños, a algún pull de siembra. Al principio iban seguido a ver su campo alquilado, por pura costumbre, alternando el tiempo libre en el bar del pueblo.

    Se atrevían a dar consejos, pero el de la máquina cosechadora estaba tan alto y hacía tanto ruido que no los escuchaba. Se fueron sintiendo de más y las horas en el bar cada vez eran más largas, por suerte estaba TN en la tele en una esquina del boliche.

    Algunos tienen nostalgia de las carneadas en invierno, de pasear con sus perros por entre las plantas, pero las normas sanitarias para exportar ahora se los prohíben.

    Tienen también nostalgia por los pájaros, que el Glifosato borró. No hay tanta nostalgia por los sapos que quedaron en la partida, salvo por alguno que haya sido cancionero.

    Con vehículos más ligeros el campo, el pueblo y la ciudad quedaron más cerca. La televisión por cable y satelital aseguraron la inundación de rara información, incluso a los que están más profundo dentro de ese paisaje al que Barone describe con sus imágenes de la infancia y que remiten al manual del alumno bonaerense, imágenes en la memoria colectiva, las que le hacen hablar a Buzzi de la interesante reserva moral. El campo imaginario.

    Hoy estamos todos bajo el influjo de la misma boludez, es tan consumista un productor rural como un citadino. Globalizar es borrar diferencias, sobre todo las buenas. Hoy un gaucho devenido en Commodities Man te habla de economía nacional con la misma soltura que de abonos y riego.

    Al paisaje campestre de Barone se le han sumado nuevas angurrias, nuevas ambiciones, falsas necesidades y un ser o no ser que apenas se sostiene poniéndose una bombacha Ombú.

    ResponderEliminar
  13. sniff sniff, cuanta poesia , sniff sniff

    ResponderEliminar
  14. No a la asunción de Chemes como diputado. Ver:
    http://centroizquierda.blogspot.com/2009/07/un-parlamento-de-lujo.html

    ResponderEliminar
  15. Si Eduardo, hay que difundir lo que dijo este tipo,
    asumió nada menos que por Unión Libertadora/Fusiladora bajo el nombre de Acuerdo Civico y Social de la honestista, democráta y portadora de la ética y la moral de "gori-lilita" y es uno de los diputados agrogarcas
    vean la pagina que envió Eduardo, pues es grave.

    ResponderEliminar
  16. ¡Muy bueno Orlando! No puedo evitar sentirme identificado con tu carta de hoy.
    Yo también durante mucho tiempo admiré -y envidié- esa vida aparentemente bucólica, sencilla, de honor y palabra empeñada que para mi representaba "el campo" (al menos el campo que yo creía conocer).
    Hace ya un año que toda esa cosmovisión se fué por los caños. No es que crea que son peores que el resto de los argentinos, pero tengo la certeza de que tienen tantos mierdas como tenemos en las ciudades.
    En fin, no hay que sentir nostalgia, después de todo es una zoncera más de la que nos desprendemos, diría Don Arturo.

    ResponderEliminar
  17. Ustedes peronistas, que gobernaron el pais siempre, que inventaron a el Brujo que hoy critican, y la triple A, de la mano del sin manos de peron, si ustedes los peronistas los mismos que se encandilan ante la imagen del general el mismo que fue compinche de Franco y trajo los Nazis a argentina, los mismos que de la mano de la izabelita le dejaron el gobierno a los militares, que cantan orgullosos la marcha peronista, ahora son progres ahora son ... NADA, mutan segun para donde gire la vela, hoy son anti campo mañana van a ser campo y asi, como siempre fue su historia peronista, ahoran son K cuando ayer fueron Menemistas, que se yo, la verdad son impresentables.

    ResponderEliminar
  18. Hay Roman , en que pais estas viviendo?
    que peronista mata y tortura a otro que la piensa igual?
    En este movimiento es como la Iglesia Católica estan los curas de derecha y los de izquierda. los de derecha tienen poder , plata , no tienen escrúpulos y usan siempre la violencia.
    Pero los dos dicen amar al mismo Dios y en realidad son dos visiones del mismo tema.
    Un Dios de derecha y otro identificado con los mas debiles, de no creer pero es así¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Hay un video que hace rato no veo, diría Calamaro, el del discurso de Carrió luego de la paliza que le dio Cristina en las presidenciales del 2007, hace 2 años.

    Hurgo en mi memoria y recuerdo algo insólito como "por suerte no me eligieron" y en ese o en al otro día un "me retiro, les dejo el camino a los que vienen atrás".

    Les dejó el camino pero con ella adelante, enojada, embanderada del odio hacia Cristina, un odio parecido al de una amante no elegida ante la esposa reconfirmada.

    Hoy la caravana del Circo Carrió viene con carretas tiradas por bueyes. La que lleva la jaula de los gorilas se balancea que da miedo.

    Entre una turba de monos gorilas básicos, todos con escopetas, peligro conocido y puesto como ejemplo por generaciones, hay dos chimpancés, uno parlanchín y quejoso y el otro es un conocido téorico entre los monos acerca del efecto derrame de las bananas.

    Al Circo Carrió lo patrocina TN, porque para el Gran Circo siempre es provechoso sumar un circo más.

    Tampoco se ve seguido el video de la bajada del palco en Palermo mientras se festejaba con Champagne el voto de Cobos. Fue cuando los gorilas le aclararon que el acto circense era de ellos, que el circo sin ellos no existe. Igual los sumó a la caravana del 28, con un pragmatismo inspirado en la cruz.

    ResponderEliminar
  20. Orlando, te sugiero contestar comentarios a entradas viejas (p.e. "No tengo dudas), recién anduve por ahí contestando a un gorila cartesiano. ¿A qué hora estás en Del Plata?

    Un abrazo
    (podés contestarme al mail ps_sanmartin@hotmail.com)

    Santiago

    ResponderEliminar
  21. A mí también me encantaban esos almanaques con ilustraciones de Molina Campos! Y ni hablar del caballo que nos turnábamos con mi hermana y mi primo para dar una vueltita por el camino de tierra. Y de la experiencia de trepar a los árboles para comer duraznos recién arrancados. Pero iba mucho al campo, porque todos mis abuelos vivían allí, y en ese lugar tan encantador vi con claridad las primeras actitudes patriarcales: algo en el modo de hablar de algunos hombres y en el modo de acatar de algunas mujeres. Algo que no cuajaba mucho con mi experiencia de la ciudad, no porque no estuviera presente también aquí, sino porque era menos visible. Algo que después sí vi en la ciudad, con otra forma, cuando se generalizó durante la dictadura. Ahora hace mucho que no voy, o que no me quedo allí todo un verano como en la infancia. Pero desde el año pasado pude comprobar que el campo, con toda su diversidad, sigue siendo el refugio favorito del patriarcado. Muy difícil que esa gente (que no es toda la gente de campo, claro está, pero que predomina en ese microclima) se banque la autoridad de una mujer. Pues que se curtan.

    ResponderEliminar
  22. Roman Rocha:
    si los peronistas, que están llenos de contradicciones como marcás, son impresentables...Quienes serían, para vos, los presentables para que conduzcan
    nuestro querido pais?

    ResponderEliminar
  23. Atahualpa decía sobre los autodenominados "el campo" en sus coplas del payador perseguido: "el estamciero presume de gauchismo y arrogancia, él cree que es estravagancia que su peón viva mejor, mas no sabe ese señor que por su peón tiene estancia"...
    Saludos Barone y no me aflojes!

    ResponderEliminar
  24. Para cuando el Emiliano Zapata argentino??
    Ya que la federa$ion Agraria se pasó de vereda, dijo alguna vez un pensador sartreano... ser sartreano es estar siempre en la vereda de enfrente (contra el poder), la FAA dejo de estar en ese lugar para pasar a pertenecer al poder.

    ResponderEliminar
  25. Muy bueno Orlando, me lo llevo para el blog.
    Con respecto a lo que cantaban la mesa de desenlace, los practicantes del gataflorismo, no era el himno nacional, sino la marchita de la libertad, de la Revolución Libertadora.

    Y en referencia al Anónimo de las 13:20, me parece que está mezclando todo. Digo, hablo de lo que está tomando.

    ResponderEliminar
  26. Orlando buenas noches.

    Magistrales sus palabras, como nos tiene acostumbrado. Pertenezco a la Federación Universitaria de Entre Rios y nos encantaría contar con su disertación en estas tierras. Hace tiempo venimos siguiendo su labor en los medios y creemos esta es una etapa trascendente en la historia Argentina. Le paso mi mail para que iniciemos el contacto si usted lo cree conveniente: juanoabloenriquez@gmail.com.

    Atte.

    JUAN PABLO ENRIQUEZ - Paraná Entre Rios

    ResponderEliminar
  27. juan carlos priori29 de julio de 2009, 23:30

    Felicitaciones. Yo también conocí otro campo. La verdad es que este laboratorio experimental a cielo abierto que se hace pasar por "el campo" nos va a convertir a todos en conejillos de indias. Espero no sea tarde para que nos demos cuenta.

    ResponderEliminar
  28. . . .


    después de leer un rato, no sé si fue éste gobierno o todos nosotros quienes perdimos la oportunidad de hacer algo diferente.

    en nuestro hermoso país, en este capítulo bizarro de la historia.

    el debate no pasa por si se dice o no se dice presidenta. ni lo hará mas edificante que cualquier perfecto imbécil se desfogue en este foro. la cobardia tiene muchos nombres, e internet es el foco preferido de este tipo de parásitos.

    la pregunta deberia ser qué hace cada uno de nosotros, desde su propio lugar, para traccionar este mágico y misterioso virus de ser argentino en el mundo, hoy.

    todos los días viajo en trenes, subtes y colectivos repletos de gente que va o vuelve de sus trabajos. gente que se la banca, que transpira, que paga sus cuentas y es feliz si sus hijos comen.

    todos los días me pregunto que pasaría si mañana todos tratáramos de cruzar por la esquina.

    puede ser que mejore.
    alguito.
    no?

    yo vivo en el puerto de santamaria del bonaire.

    de todos los rincones del mundo vinieron y seguirán viniendo millones de personas, que desearían haber nacido aquí.
    y nosotros no damos pie con bola, no evolucionamos, tiramos los papeles en el suelo.

    la clase dirigencial es la neta expresion del cuerpo social de un país.
    así como sus periodistas, sus empresarios,
    todos los que conforman el suelo patrio.
    y, así como el circo, la máquina de chismes sabe dos cosas: facturar y no dejar silencios de radio.

    los laburantes seguimos esperando que salga el proximo tren.


    lucas barale



    planparasonambulos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  29. Y LA COMPOSICION DE LA VACA PARA CUANDO???

    ResponderEliminar
  30. gracias por tu expresar tu posición con la solvencia que lo hacés.
    es un bálsamo frente a tanta palabrería

    ResponderEliminar
  31. Estimado Orlando,

    Veo todos los días el programa 6-7-8. Es lo único que miro por TV (o es lo único que se puede ver).
    Hoy me motivó la "discusión" con Caparrós. En rigor, me disculpo porque no necesito sumarte argumentos, pero quizás el eje sea el siguiente: es cierto que el gobierno no ha hecho más para enfrentar la pobreza, pero ello es resultado por un lado de su propia "tibieza" y por otro, fundamentalmente, de la oposición y esta sociedad. Con tan poquito que hicieron se le tiran encima y responden políticamente, es posible hacer un poco más (el ejemplo del campo es claro en este sentido). Como avanzar en la redistribución y sólo tocar un poco esos intereses para que políticamente respondan como respondieron y sumaron a un conjunto social importante...

    Bueno, el otro tema fuerte es lo del fino Palacios, aquí una buena clave para argumentar, humildemente, es insitir con el diálogo de Macri, no es autoritario al imponer a un hombre así? no lo sé, pero es un acto de gobierno y no lo consulta, por qué entonces se le pide al gobierno nacional que dialogue y "acepte" lo que los demás piden. Me parece que es una linda analogía que puede usarse...
    Un abrazo,
    Marcelo Rougier

    ResponderEliminar
  32. Hay que entender al que ve como el resto del país (o una parte no despreciable) solo se acuerda de él para pedir que le quiten lo que gana.
    Si hiciéramos lo mismo con los futbolistas, emigrarían antes de llegar a jugar en cuarta.

    ResponderEliminar
  33. Tenés razón, siempre piden por la sequía, por las lluvias, por el tipo de cambio,por sus deudas, por el transporte de granos, por que los intermediarios ganan mucho, por que los subsidos no alcanzan y por las dudas.

    ResponderEliminar
  34. Desde mi pequeño entendimiento me había parecido que Orlando Barone era un escritor y pensador de los mejores, incluso un fino humorista que hace que, al menos por un rato, extrañe un poco menos al Negro Fontanarrosa. Pero hoy escuché la verdad y me di cuenta de lo equivocado que estoy. Hoy ese demócrata intachable, Biolcatti, me abrió los ojos, me hizo dar cuenta de que todos nuestros males no provienen de la codicia de los ricos. Es indudablemente cierto, el Estado es muy peligroso, aun cuando esté comandado por ricos suele tener ocurrencias intolerables, como la de cobrarles impuestos a los que ganan mucho para distribuir algo entre los desastrados, esos vagos que rara vez hacen algo útil. Ese estado "insensible". como bien dijo ese paradigma de la democracia que es Biolcatti (mucho zurdaje se hace el sordo ante la propuesta democrática que ideó en una noche iluminada con Mariano Grondona) habló de "un predador insaciable, el Estado". Repito, hoy abrí los ojos. Yo, que creía ingenuamente que los predadores eran las AFJP, los bancos que cobran intereses abusivos, el FMI, los terranientes oligarcas que se proclaman republicanos (no demócratas). Biolcatti dijo que va a "terminar con la pobreza". Los zurditos de siempre dirán que miente, que lo único que le interesa es pagar menos impuestos por la soja. Yo estoy convencido de que si la Sociedad Rural logra una baja en las retenciones seguramente destinará ese dinero para construir viviendas para los pobres malolientes, aunque es obvio que no se lo merecen. Orlando, aunque la elección haya pasado, yo tampoco tengo dudas.

    ResponderEliminar